¿Estás corriendo de forma correcta?

Si a menudo tienes dolores o molestias cuando corres o tienes lesiones crónicas, deberías mirar tu técnica de carrera. Desde Activate Training & Coaching Center, el entrenador personal Sascha Rado nos revela los tres errores más comunes de los corredores.

Los fisioterapeutas y podólogos no lo tienen fácil cuando se trata de la biomecánica de nuestro ciclo de zancada, ya que son muy pocas las personas que tienen una zancada perfecta. Es más, existen muchas opiniones distintas de lo que se considera una técnica correcta. Algunos expertos creen que habría que usar todo el pie, pisando primero con el talón, mientas otros recomiendan pisar solo con la parte delantera de la planta del pie. Mi recomendación es profundizar en el asunto más a fondo, sobretodo en el caso de que exista dolor, molestia o lesión de forma continuada o reiterada.

A continuación los tres errores más comunes:

1.Movimientos innecesarios. Demasiados movimientos laterales del tronco no solo aumentan el gasto energético sino que también causan desequilibrios en las cadenas cinéticas y las fuerzas ejercitadas sobre las articulaciones, ligamentos y tendones del tren inferior. Uno de los errores más importantes que veo en los principiantes es que existe demasiada rotación del tronco y cómo consecuencia demasiado movimiento cruzado de los brazos en cada paso.

El mero hecho de que el tren inferior tenga que compensar dicho movimiento innecesario hace que tu energía se gaste en corregirlo para intentar seguir en movimiento hacia delante. Un ejemplo: imagínate que conduces un coche por la autopista a 100km/hora y en vez de dejar el volante tranquilo lo vas tirando de un lado para otro. Las fuerzas que generas en los neumáticos con los más mínimos movimientos son suficiente para generar fuerzas no deseadas y como consecuencia desgaste de los neumáticos. Tú planta de pie, tobillos y rodillas sufren semejantes tipos de fuerzas y desgaste, sobretodo cuando uno corre muchos kilómetros.

2.Pronación / Supinación. La pronación es uno de los problemas más comunes en corredores (sobretodo en corredoras, debido a la anatomía femenina de la cadera y pelvis) y que puede ser fácilmente agravado por una técnica inadecuada, calzado desgastado o inadecuado o el aumento de los desequilibrios musculares subyacentes.

Hace poco atendí a un corredor joven de 24 años con dolor crónico en la parte externa de la planta del pie, hasta tal punto le dolía que le impidió correr durante 3 semanas. El problema fue debido a que corrió cuatro veces por semana durante dos meses con zapatillas para supinadores en vez de pronadores, y el era un pronador. Como consecuencia la zapatilla le había provocado un aumento de pronación exagerado causando excesiva tensión y elongación de los ligamentos metatarsianos del pie, inflamación y dolor. Obviamente los tobillos y las rodillas del chico tampoco lo tenían fácil durante estos meses ya que se empezó a presentar sintomatología en esas articulaciones.

3.La cadera . Cuando existe un desequilibrio en la cadera la solución no siempre es sencilla. La cadera es quizás la parte más difícil de tratar ya que las fuerzas que tiene que aguantar esa zona de tu cuerpo son muy grandes y además se unen una gran cantidad de músculos (tónicos y fásicos) y una anatomía más complicada. Los principales problemas de cadera en corredores provienen no del movimiento en sí, sino de desequilibrios musculares y/o problemas o patologías en el aparato locomotor:

-Síndrome cruzado inferior

-Hiperlaxitud ligamentosa

-Desalineación o patologías del raquis

-Escoliosis, hiperlordosis o rectificación lumbar

-Desalineación, asimetría o patologías pélvicas

-Disimetría de extremidades inferiores

-Pies cavos o pies planos

Obviamente existen muchos más errores que pueden causar mala técnica de carrera y por lo tanto lesiones o molestias crónicas y duraderas. Se recomienda siempre acudir a un experto en biomecánica, como son algunos entrenadores personales, podólogos y/o fisioterapeutas. Lo más importante es que el profesional mire el problema más allá del lugar donde se presenta la lesión o el dolor e intente evaluar si las articulaciones y la musculatura adyacente está “libre”.

Entradas destacadas
Posts are coming soon
Stay tuned...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square